"Donostia, recuerdos de la belle époque", pag.6


Entre tanto, la obscuridad empezaba a envolver Donostia.
El día se abandonaba
en la noche:
una flauta modulaba
su centellear;
las olas corrían tras
los restos de los rayos
del sol.



Copyright © 1997 Angelo Cacciola Donati

<A HREF="6.mid">[Play Music]</A></font> </Body> </HTML>