"Donostia, recuerdos de la belle époque", pag.5
Sara ha crecido en un caserío, lejos de la ciudad y de sus costumbres.
Su mundo empieza donde nacen los mitos, donde Andra Mari nos observa desde una nube y las Lamiak pueden revelarse como nuestras mejores amigas. Su mente y su corazón siguen ritmos cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. En Euskal Herria los gestos y las palabras son los de aquella época en la cual todavía se inventaban nombres para las cosas y los hechos.


Copyright © 1997 Angelo Cacciola Donati

<A HREF="5.mid">[Play Music]</A>